tablero sensorial para bebes

Buenos días brico cutre maniacos! Seguimos con nuestra entrega de: aprovecha lo que tengas en casa para mantener a tu bebé entretenido. En el capítulo de hoy, os muestro cómo hacer un tablero que mantenga la mar de entretenidos a vuestros retoños y hecho en su totalidad con material que tengáis por casa.

En mi caso, se me encendió la bombilla cuando, hace unos días estrenamos nevera y en el interior de la puerta venía una especie de cartón pluma plastificado. Y pensé ¡uy, pero si esto es a prueba de babas! Sí, tal como lo oís. Mi yo de hace unos meses lo hubiera desechado más rápido que corriendo en el contenedor correspondiente, pero mi yo actual… ah no, sólo pienso en babas y cacas de bebé. Cosas de la maternidad, supongo.

tablero sensorial para niños

Así que saqué mi arsenal de manualidades, que hasta poco antes de ser madre sólo utilizaba con fines de satisfacer a mis alumnos, y me dejé llevar por un horror vacui de de palos de polo, pompones, fieltro y limpiapipas. Todo ello bien pegadito con pistola de cola.

Este fue el resultado:

material sensorial bebe

La cara de emoción que puso cuando lo vio por primera vez, fue de lo mejor. Además, este juego es multimotricista (palabra que me acabo de inventar) porque, no sólo contribuye al desarrollo de la motricidad fina, como veis en las fotos de arriba, sino que también favorece a la gruesa. Ya que el tablero se va moviendo por el suelo y el bebé tiende a perseguirlo, viéndose obligado a desplazarse tras él. Si lo preferís, lo podéis ofrecer al bebé mientras esté en la trona. Ayer estábamos su padre y yo en la mesa del salón, tecleando en los portátiles y ella tecleando sobre su tablero, la mar de concentrada.

tablero sensorail manualidad

También sería ideal, para bebés que ya dominan el gateo, colgarlo de la pared para invitar a la bipedestación. Tal vez para entonces me curre otro un poco más resistente.

Deja un comentario